PARACAÍDAS: Luis Enrique Zamorano, reelegido líder del SUTUC

COMPARTIR

Rogelio Guedea

Fue una jornada comicial impecable, sin incidentes, de una gran voluntad democrática y con un porcentaje de votación meritorio. Es algo que se le debe reconocer, primeramente, a la comunidad universitaria y, después, a los organizadores de las elecciones, incluido el respeto que el rector Christian Torres Ortiz estableció desde un primer momento de cara al proceso sucesorio.

Como era de esperarse, la planilla “Con experiencia y buenos resultados, juntos somos SUTUC”, encabezada por Luis Enrique Zamorano Manríquez, se impuso con un triunfo holgado y eso no ha hecho sino legitimar la labor realizada en su pasado periodo como líder del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), que venía de una dinámica creciente en beneficio de muchos agremiados y que, con este triunfo, así le fue ratificado su respaldo.

Es la primera vez que desde la fundación del SUTUC, en aquel ya lejano noviembre de 1980, las votaciones se hicieron de forma libre y secreta, esto en virtud de las reformas que se realizaron a la Ley del Trabajo en mayo de 2019, mismas que cambiaron la dinámica de elección de todas las organizaciones sindicales del país, forzándolas a democratizarse todavía más y a celebrar elecciones cada cuatro años.  Por eso, el triunfo de Luis Enrique Zamorano deja menos aristas en la salud sindical universitaria y se hace impermeable a cualquier tipo de suspicacia con respecto a las formas (siempre tan criticadas) en que se eligen a los líderes sindicales.

Según la información vertida por Óscar Felipe Silva Anguiano, presidente de la Comisión Electoral Sindical, hubo una votación de 2,445 votos de un padrón de 2,993, lo cual significa un porcentaje del 81.69% de los agremiados al SUTUC. Sólo se anularon 12 votos y las casillas tuvieron a 40 observadores electorales.

La planilla de Zamorano Manríquez obtuvo 1792 votos a favor mientras que la de César Vázquez Jiménez, de la planilla “Oportunidad de Cambio”, se llevó 641, lo que revela una notable diferencia de votos en comparación con la planilla ganadora.

Lo que sigue es, pues, que la responsabilidad democrática de aquellos que no votaron por la planilla de Zamorano Manríquez reconozcan dicho liderazgo y, lejos de intentar alterar el estado de cosas, se sumen a la voluntad de la mayoría y hagan del SUTUC una organización sindical que siga priorizando el beneficio de todos sus agremiados sin distinciones de ningún tipo.

Por otro lado, también el rector tendrá en su momento, como ya lo declaró días atrás, que hacer patente su voluntad de establecer una relación estrecha y saludable con el Sindicato, tal como lo exigen las relaciones de esta naturaleza, ya que la fuerza laboral sindical es sumamente importante para las tareas sustanciales de la institución.

Con estas elecciones del SUTUC se abre un nuevo capítulo para la vida sindical universitaria y se sientan las bases para que en los próximos cuatro años el líder electo pueda darle continuidad a todos los proyectos que viene impulsando desde su primera gestión en beneficio de sus casi tres mil agremiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *