En La Tuxpita, su barrio natal, Mely recordó su pasado como migrante

COMPARTIR

La hoy candidata a gobernadora migró a los Estados Unidos, junto a su familia, a la edad de nueve años

La abanderada de la coalición “Va por Colima” al Gobierno del Estado, Mely Romero Celis, se reunió con vecinos de su barrio natal La Tuxpita, en Cuauhtémoc, donde rememoró su infancia y recordó su paso como migrante, cuando ella y su familia tuvieron que radicar en los Estados Unidos por cinco años.

“Cuando yo tenía nueve años, mi padre tomó la decisión de irse a Estados Unidos. Como muchas familias migró para allá, comenzó a trabajar y cuando más o menos se estableció, nos fuimos mi mamá y mis hermanos a seguirlo. Para mí fue una experiencia que definitivamente marcó mi vida.”

Mely Romero explicó que su padre trabajó como mesero en Texas, mientras que ella y sus hermanos se dedicaron a estudiar, lo que implicó aprender inglés y dedicarse a sacar buenas calificaciones, pues tenía el ejemplo del trabajo de sus padres para salir adelante con base al esfuerzo.

Mely recordó su niñez y a su padre, quien le enseñó a trabajar a favor de la gente y se convirtió en su inspiración, por lo que en su memoria ella siempre honra los compromisos que ofrece.

“¿Recuerdan a mi papá?  Él fue el que me enseñó a trabajar. Él fue el que me enseñó que la responsabilidad se cumple y que la palabra también se honra. Yo he ido caminando, avanzando y he tenido estas maravillosas oportunidades, pero siempre, siempre, siempre teniendo en mi corazón a Cuauhtémoc”, señaló Mely.

Entre vecinos, amigos de la infancia y familiares, Mely Romero platicó una anécdota anterior a cuando ella y su familia se fueron a Estados Unidos, cuando su padre trabajaba en la presidencia municipal y veía desde su casa el polvo de la calle levantado por el aire.

“Yo no sé por qué, pero en algún momento por aquí caminando dije: ‘quiero hacer algo por mi pueblo’, veía a mi papá y lo decía, que quería hacer algo por mi pueblo, y mi pueblo es Cuauhtémoc.”

Expuso que cuando nueve años se le grabó en la mente ese momento, por lo que agradeció a Dios y a la vida haber podido ser diputada local, luego senadora y posteriormente subsecretaria de Sagarpa, responsabilidades donde pudo ayudar a la gente y poner en alto el nombre de su familia.

En su mensaje reprochó el abandono de los tres niveles de gobierno y la falta de sensibilidad política, sobre todo del gobierno federal al desaparecer programas y fondos que ayudaban a la población.

La candidata a gobernadora explicó que muchos de los problemas que sufren las personas  son por la insensibilidad y el desconocimiento, de ahí que en su gobierno mantendrá una cercanía permanente, a través de programas que den apoyo económico y asesorías a todas las actividades que generen un ingreso.

Finalmente, Mely Romero se comprometió a escuchar a la población, mantenerse cercana a la gente y, sobre todo, dar resultados, como ya lo hizo cuando fue diputada, senadora y subsecretaria de la Sagarpa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *